Atravesando la franja de Caprivi hasta Kasane (Botswana)

Señal tráfico Kasane, Botswana

Ese día recorrimos el tramo más largo por la franja de Caprivi. De nuevo, un cambio en el paisaje, en el modo de vivir. Modestísimos poblados de chabolas a ambos lados de la carretera, decenas de personas por los bordes de la carretera caminando sin calzado y casi sin ropa, multitud de niños que van y vienen de las escuelas cruzando por una carretera donde la velocidad máxima es 120 Km/h., centenares de animales (la gran mayoría ganado) que te hace ir parando de tanto en tanto y un buen montón de gente que espera al lado de la carretera haciendo autostop para ver si los puedes llevar al siguiente pueblo –posiblemente a decenas de kilómetros-.

Carretera Caprivi

Carretera franja caprivi

Hay que recordar que Caprivi es una franja que recorre la parte noreste de Namibia y que hace frontera con Angola, Zambia  Botswana. Básicamente está recorrida por una carretera en línea recta de unos 600 kilómetros y su población es de unos 70.000 habitantes (donde en España habrían…¿10 millones?).

Caprivi llegó a ser independiente (bajo el nombre de Lozi) y  posteriormente fue disuelto y pasó a formar parte de Namibia cuando ésta se independizó de Sudáfrica. Actualmente Caprivi sigue siendo una región que busca la independencia, aunque personalmente y por algunas conversaciones allí, lo veo una tarea difícil.

Waterlily Lodge

Pasamos por Kongola, Katima Mulilo –capital de Caprivi- y llegamos a la frontera con Botswana, en Ngoma. Como íbamos bien de tiempo decidimos llegar a Kasane, donde fuimos directamente al Waterlily Lodge, del que habíamos leído muy buenas referencias tanto en foros como en libros.

Allí nos instalamos para las siguientes tres noches. Tras una comida que hicimos bastante tarde (los  horarios allí hay que cambiarlos: comida sobre las 12 y cena sobre las 6-7 de la tarde) fuimos a dar un paseo y aprovechamos que teníamos televisión para ver la final de la Eurocopa. Casualidad llegar al único sitio donde tuvimos TV justo el día de la final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *