Safari en Mahango Game Reserve, la reserva secreta de Namibia

Puesta de sol en carretera Mahango Game Reserve

Día tranquilo, trayecto corto hasta el Ngepi Camp y tarde en la diminuta pero interesante Mahango Game Reserve, que hace frontera con el noroeste de Botswana y que está dentro del P. N. Buabwata. La pequeña reserva de Mahango, muchas veces obviada por la inmensa parte de los visitantes al país, alberga una de las mayores cantidades de fauna de Namibia y para nosotros era de visita absolutamente indispensable. Se puede recorrer en poco más de una hora y su tamaño es muy manejable, ya que te permite rodearlo varias veces en busca de animales, y además, tiene la particularidad de que está permitido bajar del coche. Aunque pueda parecer prescindible después de visitar Etosha, recomiendo totalmente un safari en Mahango Game Reserve.

Entramos al mediodía y pudimos ver de todo: elefantes, jirafas, hipopótamos, kudus, babuinos, impalas, cebras…Paramos a comer en una pequeña explanada, donde bajé del coche unos minutos para tirar algunas fotos.

Pues bien, la sensación al bajar del coche es de absoluta vulnerabilidad. Probablemente no había ni un solo animal en quilómetros a la redonda, pero te sientes una presa fácil, totalmenet vulnerable, expuesto a cualquier tipo de animalito que consiga olfatear tu presencia y decida que no ha tenido bastante comida ese día. Es una sensación que no había sentido en mi vida, incomparable a cualquier otra.

Un ave extraña típica de África

Baobab

Elefante caminando delante nuestro en la carretera

Antílope sable

Por la tarde aprovechamos para rodear un par de veces el parque en busca de búfalos, y es que es uno de los mejores sitios para verlos en Namibia. Y casi entrando la noche tuvimos la enorme suerte de encontrarnos de repente con una manada bastante amplia de búfalos!!! Cuarto Big Five conseguido!!

Búfalos entre vegetación

Cabaña del Ngepi Camp

Por la noche, después de cenar algo de carne que nos quedaba en la nevera, fuimos a dormir con el sonido de un hipopótamo de fondo que se mantuvo hasta el amanecer. Estas son el tipo de cosas que hacen de África un lugar único.

Dormir cerca de Mahango Game Reserve

Ngepi Camp

Habíamos leído muchos comentarios acerca de este camping y sin duda, todos acertados tras pasar allí una noche.

Tiene unas cabañas en los árboles muy famosas, cabañas y también parcelas de cámping. El entorno en el que se sitúa es ideal, a orillas del río Okavango y con unas vistas excelentes. Además, por la noche deberéis intentar dormir entre los sonidos de los hipopótamos que, a veces parece que estén justo a tu lado (¡tranquil@s, están en el río!).

Si quieres, por la noche hay ambientillo de hostel y muy buen rollete para tomar una cerveza y charlas sobre el viaje.

Es el lugar ideal para visitar la cercana Mahango Game Reserve.

Puedes ver las instalaciones y reservar en el Ngepi Camp desde su página web oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *