Qué ver en Albania: ¡20 visitas imprescindibles!

Viajero Crónico > Europa > Albania > Qué ver en Albania: ¡20 visitas imprescindibles!

Ciudades históricas, playas de postal o castillos; no te pierdas todo lo que ver en Albania, un país que conquista al viajero con su encanto y ofrece experiencias alucinantes en este pequeño rincón de los Balcanes.

No hace mucho que Albania estaba cerrada al turismo, sin embargo, en la actualidad es uno de los destinos más completos de Europa y la oferta turística es capaz de cautivar a todo tipo de viajeros.

Qué ver en Albania, el tesoro de los Balcanes

El final del comunismo en el año 1991 abrió las puertas al turismo en Albania y descubrió un país precioso y variado que combina montañas, yacimientos romanos y una costa paradisíaca. Ahora, ¿me acompañas a descubrir lo mejor que ver en Albania? ¡Vamos a ello!

CONSEJO VIAJERO: Planifica todos los detalles de tu viaje con mi GUÍA PARA VIAJAR A ALBANIA POR LIBRE. ¡Todo lo que necesitas en esta guía total sobre el país!

Tirana, una capital renacida

El primer contacto con Albania fue la visita a su capital y la sorpresa fue mayúscula. ¡No te la pueeds perder!

Tirana ha salido de la época oscura que supuso el comunismo con ganas y frescura. Su casco histórico es un hervidero, con lugares como el antiguo Castillo o el barrio de Blloku donde los locales se juntan a tomar un café y disfrutar del sol capitalino.

Tirana capital de Albania
Tirana es parada obligada en tu viaje a Albania

Pero la ciudad no olvida su pasado y hay varios museos dedicados a aquellos años, incluidos el Bunk Art 1 y el Bunk Art 2 (comparten página oficial del Bunk Art). Se trata de dos antiguos búnkeres reconvertidos en espacios culturales. También resulta interesante pasear por la Plaza Skanderbeg, repleta de edificios simbólicos o reservar un Free Tour por Tirana para conocer la ciudad con todo lujo de detalles.

En general, hay mucho que ver en Tirana y es una capital sorprendente. Se trata ciudad más cosmopolita que ver en Albania y una buena manera de empezar tu ruta por el país.

Gjirokastër, la ciudad más bonita que ver en Albania

La ciudad natal del dictador Enver Hoxha es una de las mejor conservadas de Albania y fue una de las ciudades que más disfruté en todo el viaje.

Gjirokastër destaca por su enorme legado otomano, conservado de manera inmejorable. Este ha propiciado la aparición de varias casas museo como la Skënduli o la Zekate. A su vez, el pintoresco barrio de Dunavant ofrece la instantánea perfecta para hacerse una idea de lo que fue esta ciudad y es el punto de partida al sendero que llega al formidable puente de Ali Pasha.

Castillo de Gjirokastër
Castillo de Gjirokastër

En lo más alto se encuentra el Castillo, una fortaleza de grandes proporciones bajo la que se construyó el Túnel de la Guerra Fría, otro de los lugares más interesantes que ver en Gjirokastër.

Para acabar la visita, dirígete al antiguo bazar para recorrer sus calles empedradas y chafardear en tiendas de artesanía (y muchas de recuerdos). Aquí podrás cerrar tu visita a la ciudad en alguno de sus pequeños restaurantes.

¡INFO! Si quieres conocer todos los rincones de la ciudad, puedes reservar una visita guiada por Gjirokastër. ¡Podrás descubrir las historias que rodean a esta histórica localidad!

Ruinas de Apolonia

El yacimiento arqueológico de Apolonia fue fundado en el siglo VI a.C. y es uno de los más importantes que puedes ver en Albania.

Fue una antigua ciudad iliria de mucha importancia, llegó a albergar hasta 60.000 personas entre sus muros y prosperó gracias a su posición estratégica. Estaba en plena Vía Egnatia (una ruta que unía las colonias romanas a lo largo de 1200 kilómetros) y esto propició que desarrollara grandes dotes para el comercio. También albergó una importante escuela de filosofía donde estudiaron algunos emperadores.

Ruinas que ver en Albania
El complejo de Apolonia es uno de los mejores de Albania

Un terremoto en el siglo III d.C. fue el principio de final de esta ciudad, de la que hoy se conservan algunos tramos de sus murallas, parte de su acrópolis y sobre todo, un imponente conjunto de columnas que son el símbolo de este yacimiento.

Apolonia se encuentra muy cerca de la ciudad de Fier, desde donde puedes reservar una excursión guiada al yacimiento (incluye traslados, guía y entrada) o si lo prefieres, puedes visitarla desde la capital con una excursión al complejo desde Tirana (incluye traslados, entrada y guía)

📳 CÓMO TENER INTERNET EN EL MÓVIL EN ALBANIA

¿Quieres viajar conectado durante todo el viaje? Yo visité Albania con una tarjeta eSIM y funcionó de maravilla, tuve internet desde que aterricé en Tirana. Puedes leer como tener internet en Albania (consejos, ventajas, opciones…) o si lo prefieres, puedes disfrutar directamente de un descuento del 5% en la tarjeta eSIM de Holafly aplicable a todos los lectores del blog.

Blue Eye

El sur de Albania posee una de las maravillas naturales más vistosas del país, el Blue Eye o Ojo Azul.

Se trata de un paraje natural formado por bosques y un manantial que nace de una preciosa poza de la que emana gran cantidad de agua y que dicen que se parece a un iris humano (motivo por el que se llama Blue Eye). Los tonos turquesas, verdes y azules se mezclan entre sí formando un formidable paisaje.

Blue Eye de Albania
¡El Blue Eye tiene unos colores increíbles!

Para llegar hasta allí deberás dejar el coche en un parking que hay justo antes de la entrada. Desde allí parte un camino de unos 2 kilómetros que rodea un lago y que tiene como destino final la poza del Blue Eye. Ten en cuenta que no está permitido el baño, pero aun así vale la pena dedicar un par de horas a conocer este lugar.

Si quieres visitar el Blue Eye, lo ideal es hacerlo desde Gjirokastër o Sarandë, las dos ciudades más cercanas. Si no tienes vehículo propio y quieres visitarlo cómodamente, puedes reservar una excursión desde Sarandë.

CONSEJO VIAJERO: ¿Estás planeando tu viaje a Albania? Te dejo este viaje guiado en español de 8 días por lo mejor de Albania. Es una opción perfecta para quienes quieran despreocuparse de la organización, traslados, etc. y solo pensar en disfrutar del país.

Krujë, la ciudad natal de Skanderbeg

Una carretera serpenteante asciende a lo alto de la montaña en la que se encuentra la ciudad de Krujë (Kruja), famosa porque vio nacer al héroe nacional de Albania.

Aquí nació Gjergj Kastrioti hace más de 500 años, más conocido como Skanderbeg. Fue él quien resistió los ataques otomanos durante más de dos décadas y el primero en alzar la bandera albanesa como país libre.

Castillo de Krujë
Krujë es una de las ciudades más importantes en la historia de Albania

Krujë es una visita obligatoria, con su aspecto medieval y su cercanía a Tirana, es una de las ciudades más interesantes que ver en Albania y habitual en todas las rutas por el país.

No te pierdas su antiguo bazar, un pequeño entramado de callejuelas adoquinadas y tejados muy pintorescos. Desde aquí llegarás al bonito Castillo, omnipresente y punto desde el que Skanderbeg defendió ferozmente la ciudad. Puedes leer mi artículo con lo mejor que ver en Krujë, una ciudad que forma parte de la historia nacional.Si viajas con coche propio, la ciudad se encuentra apenas a 20 minutos de la capital, mientras que si no es así, puedes reservar una excursión a Krujë desde la capital (incluye traslados, guía en español y entradas).

❤️ ¿Necesitas seguro de viaje para Albania?

Con Mondo tienes un 5% de descuento por ser lector del blog ➡️ 1 semana por 15 euros.

Si tienes dudas, lee mi post con las ventajas y condiciones de los seguros de viaje Mondo.

Mausoleo de Skanderbeg

Del lugar de nacimiento fui directamente al lugar donde perdió la vida Skanderbeg. Principio y final de un héroe en el mismo día, una de esas curiosidades de Albania que puedes conocer fácilmente.

El Mausoleo de Skanderbeg se encuentra en la ciudad de Lezhë, donde este perdió la vida en 1468 como consecuencia de la malaria. Tras este triste hecho, el gobierno mandó levantar esta emblemática construcción en 1981 y desde entonces alberga la tumba del héroe nacional albanés, Gjergj Kastriot ‘Skanderbeg’. Ocupa un lugar tranquilo en una ciudad tranquila.

El mausoleo tiene dos edificios, uno interior que pertenece a la antigua iglesia católica de San Nicolás (siglo XIV). Este se encuentra custodiado a su vez por la nueva construcción, una imponente estructura rectangular con columnas. El diseño fue obra de Odhise Paskali, autor de la gran estatua del héroe que hay en Tirana.

Mausoleo de Skanderbeg
Aquí yace la tumba del héroe nacional albanés

En el interior se encuentra una tumba con la réplica del casco y la espada de Skanderbeg, los dos elementos que siempre estaban junto a Skanderbeg. Los originales están en el Museo de Historia del Arte de Viena (Kunsthistorisches Museum).

Por desgracia, en el interior de la tumba ya no se encuentra el cuerpo de Skanderbeg, puesto que los soldados otomanos robaron los huesos del cadáver cuando tomaron Lezhë en 1478 para hacerse amuletos, ya que pensaban que tenía una fuerza sobrenatural que podía protegerlos.

Berat, la ciudad más famosa que ver en Albania

Si hay un lugar fotografiado en Albania, ese es, sin duda, la ciudad de Berat y su imagen del barrio de Mangalem.

A esta singular localidad se la conoce como “la ciudad de las mil ventanas” y la estampa desde el puente nuevo hacia el barrio musulman de Mangalem explica perfectamente los motivos. Decenas de casas diminutas aparecen salpicadas en la ladera de la montaña y parecen observar al viajero.

Berat
La imagen de Berat es una de las más representativas de Albania

Mezquitas, iglesias católicas cristianas y ortodoxas se mezclan en esta ciudad, cuyo casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad está coronado por su enorme Castillo. 

Es una ciudad pequeña, pero una de las más bonitas que ver en Albania. Vale la pena recorrer sus tres barrios (Mangalem, Gorica y Kalaja). Una vez hayas descubierto sus encantos, puedes acabar tu visita en el Boulevard Republika disfrutando de un café y del ambiente de la parte nueva de Berat.

¡INFO! Si quieres visitar la ciudad más famosa de Albania, puedes reservar una excursión a Berat desde Tirana o llegar en coche en un trayecto de unas dos horas.

Visita una bodega para degustar los vinos de Albania

Los vinos albaneses están apareciendo en escena y dedicar media jornada a visitar una bodega es una de las mejores cosas que hacer en Albania.

Hay varias bodegas repartidas por el país, aunque dos de las más destacadas se encuentran en los alrededores de Berat.

La primera de ellas es la Çobo Winery, una de las bodegas más antiguas de Albania y que produce unos vinos excelentes desde principios de los noventa. Puedes hacer una visita guiada por sus viñedos y acabar con una cata de algunos de sus vinos y un maridaje con productos típicos locales.

La segunda es la Bodega Nurellari, unos 10 kilómetros al sur de Berat y que trabaja el arte vinícola desde 1995. Sus vinos han recibido varios premios internacionales y también hacen visitas guiadas por sus terrenos, viñedos y barricas que concluyen con una cata de algunos de sus vinos más característicos.

En ambos casos te recomiendo reservar la visita con antelación, ya que en temporada alta están cada vez más solicitadas y en temporada baja solo hacen visitas previo aviso del día que quieres ir.

Ruinas del Valle del Drin

Más allá del excepcional Parque Nacional Butrinto, el Valle del Drin alberga algunos de los yacimientos arqueológicos más interesantes que ver en Albania. De hecho, esta fue una de las grandes sorpresas de mi viaje, puesto que no había leído sobre ellas en ningún sitio y las descubrí casi de casualidad.

El primer yacimiento fue el del Finiq, muy cerca de Sarandë. Esta ciudad fue un antiguo centro de la civilización Chaon y llegó a ser la capital de Epiro durante el siglo IV a.C. y la ciudad más rica de la zona hasta la conquista por parte de los romanos.

Mejores ruinas que ver en Albania
Las ruinas del Valle del Drin son uno de los tesoros escondidos de Albania

La segunda parada es la antigua Hadrianópolis, una ciudad fundada por el mismísimo Adriano y que fue una de las más importantes de Epiro. Conserva un pequeño anfiteatro y la entrada (sorprendentemente) es gratuita.

Por último se encuentra Antigonea, cerca de la anterior y recientemente nombrada como Parque Arqueológico Nacional. Su fundación se remonta al siglo III a.C. en la colina de Jerma y todavía se conservan parte de sus murallas defensivas.

Ruinas de Butrinto, el yacimiento más espectacular que ver en Albania

Llegamos al yacimiento arqueológico mejor conservado de Albania, un tesoro por el que deberían pasar todos los viajes al país.

Se trata de una ciudad que perteneció a todas las grandes civilizaciones. Desde griegos hasta romanos dejaron aquí sus huellas en unas ruinas que hablan por si solas de la historia de Albania.

Parque Nacional Butrinto
El P. N. Butrinto es testigo de la historia romana en Albania

La bonita Torre Veneciana da la bienvenida, aunque el recorrido circular aguarda otras grandes sorpresas. El baptisterio es una pasada, aunque sus dos grandes iconos son la Gran Basílica, una estructura que mantiene su esqueleto desde el siglo VI, y el Teatro Romano, preparado para albergar hasta 2.500 personas y que es la gran imagen de Butrinto. Todo el complejo fue declarado como patrimonio mundial en el año 1992.

La visita a Butrinto es sencillamente insuperable en términos de historia y vale la pena llegar hasta este extremo del país para conocer unas ruinas que podrían competir con cualquier yacimiento griego o italiano.

Si no dispones de vehículo, te recomiendo reservar una de estas dos excursiones:

Isla de Sazan

Esta isla frente a la costa de Vlorë es uno de los lugares más curiosos que ver en Albania y su historia es de lo más peculiar.

Durante la Guerra Fría la isla fue utilizada como base soviética para guardar armas químicas y dar cobijo a submarinos.

Isla de Sazan
La isla de Sazan luce imponente ante la costa de la Riviera Albanesa

En la actualidad, la isla de Sazan alberga una base militar albano-italiana que se encarga de luchar contra el tráfico de drogas en la zona.

Desde el año 2017, la isla abrió una parte a los turistas y se organizan excursiones desde la costa de Vlorë para ver este pequeño rincón. Quienes la han visitado dicen que tiene algunas de las mejores playas del país.

Shkodër

Esta es una de las ciudades más grandes de Albania (cerca de 100.000 habitantes) y también una de las más animadas y diversas en términos religiosos.

Aquí conviven en un pequeño espacio mezquitas, iglesias ortodoxas y cristianas. Todas ellas unidas por la encantadora calle Kole Idromeno, la arteria principal de la ciudad. Está repleta de cafeterías, restaurantes y tiendas singulares que ocupan sus adoquines.

Puente de Mes en Shkodër
Hay multitud de puentes otomanos, pero el Puente de Mes es uno de los más grandes y bonitos que ver en Albania

Justo a las afueras de la ciudad, el enorme Castillo de Rozafa es uno de los mejores lugares que ver en Shkodër. Además de su interesante historia, ofrece unas vistas 360 grados de la ciudad, el lago Skadar y las montañas albanesas. 

A Shkodër (o Shkodra), también se la conoce por ser la puerta de entrada a las montañas albanesas. Desde aquí es posible organizar algunas excursiones por la zona hasta la preciosa localidad de Teth y las montañas malditas. Si no dispones de vehículo, también puedes visitar Shkodër desde Tirana en un día.

Alpes Albaneses, las montañas malditas de Albania

Unas montañas a las que se conocen como las “montañas malditas” parecen entrañar aventuras, pero su nombre hace referencia a la sangre que se derramó durante las guerras contra los otomanos. Por suerte, eso ya ha quedado olvidado y hoy aguardan algunos de los paisajes más bonitos de Albania.

La ciudad de Shkodër es la puerta de entrada a estas montañas y hay rutas de varios días que se adentran en ellas. Sin embargo, no hace falta tanto para llevarse una gran impresión de esta cara albanesa.

Basta dedicarle dos o tres días para llegar hasta la encantadora localidad de Teth, uno de los pueblos más bonitos que ver en Albania. Te encantara su entorno natural y puedes hacer el trekking que la une con Valbona. Se puede hacer en ambos sentidos, el sendero tiene una longitud de 16 kilómetros y más de 1.000 metros de desnivel acumulado.

Mejor paisaje que ver en Albania
Las montañas de Albania dejan algunos paisajes alucinantes

Los paisajes son una delicia, con bosques frondosos, cascadas, riachuelos, picos nevados y diminutos pueblos de montaña. Una maravilla para la vista, que recibe estímulos de manera abrumadora.

Hay rutas organizadas que parten desde Shkodër y en tres días remontan los fiordos albaneses a través del Lago Koman, llegan a Valbona para el trekking hasta Teth y te llevan de vuelta a Shkodër.

Playas de la Riviera Albanesa

Llegamos a uno de los lugares más famosos que ver en Albania y es que, la Riviera Albanesa ha emergido como uno de los grandes destinos costeros de Europa.

Las aguas cristalinas del Mar Jónico y sus pequeñas playas salpicadas en una ruta de algo más de 100 kilómetros premian a quienes llegan hasta este pequeño país en busca de sol y mar. Eso sí, no te recomiendo visitar la costa albanesa en agosto, puesto que ya está bastante lleno de turistas. Meses como junio, julio o septiembre son ideales para disfrutar de estas maravillas de una manera más calmada.

Mejores playas que ver en Albania
La Riviera Albanesa es una de las joyas del país

Las ciudades más importantes de la costa son Himarë, Sarandë y Ksamil, bases perfectas para explorar la Riviera Albanesa. Desde aquí podrás disfrutar de todas las playas, terrazas frente al mar y un animado ambiente.

La ruta está unida por una carretera de montaña que serpentea a través de acantilados y que también ofrece la posibilidad de visitar algunos campos de búnkeres interesantes.

Ahí va mi lista con las mejores playas de la Riviera Albanesa:

  • Drimadhës
  • Gjipe
  • Jale
  • Himarë
  • Llamanit
  • Porto Palermo
  • Borsch
  • Lukovë
  • Kakome

Lago Ohrid (lado albanés)

Pocos viajeros llegan hasta esta parte de Albania, pero una vez aquí, la visita compensa con creces el esfuerzo de unas pocas horas de carretera.

La ciudad principal a orillas del lago es Pogradec, una pequeña localidad con bonitas terrazas y que tiene mucho ambiente en verano. Las puestas de sol desde aquí son inolvidables, de las mejores que ver en Albania, te lo aseguro.

La carretera que bordea el lago está llena de pequeños pueblos de pescadores y con poca infraestructura hotelera. Si viajas en coche, te recomiendo dejarte llevar e ir haciendo paradas sin planificar en exceso. Cualquier rincón puede ser una sorpresa con vistas fabulosas.

Lago Ohrid
El Lago Ohrid es uno de los parajes naturales más bonitos de Albania

Se pueden hacer paseos en barcas pequeñas por el lago (aunque son más famosos en la ciudad de Ohrid, el lado de Macedonia del Norte del lago) y descubrir algunos rincones bonitos como Lin, una diminuta localidad en un saliente que se adentra en el lago.

En el extremo sur del lago, pegado a la frontera con Macedonia del Norte, te recomiendo llegar hasta Tushemisht y comer en la Taverna Koço, un restaurante pequeño en el que preparan algunos platos tradicionales exquisitos, como el tavče gravče. ¡Cómo disfruté con este plato!

Sarandë y Ksamil, dos ciudades con aroma a mar

Si planeas visitar la costa albanesa, hay dos ciudades que debes marcar en el mapa: Sarandë y Ksamil.

Sarandë goza de una amplísima oferta gastronómica, bonitas playas y una tesoro en lo más alto de la ciudad, el Castillo de Lekuresi (Kalaja e Lëkurësit). Las vistas desde lo más alto de esta antigua fortaleza son descomunales.

Todavía más al sur, en el extremo de la Riviera Albanesa, se encuentra Ksamil, una ciudad que enamora desde el momento en el que ves su singular ubicación en el mapa.

Una de las mejores vistas que ver en Albania
¿Cómo no enamorarse de Ksamil?

Ksamil es puro encanto, con playas paradisíacas y un agua color turquesa que hipnotiza. Muy cerca puedes disfrutar de la maravillosa playa de Puerto Palermo o de otras menos turísticas como Manastiri y Pasqyra. También puedes reservar una excursión por la riviera albanesa para descubrir todos sus rincones.

Te recomiendo evitar los meses de julio y agosto (principalmente este último), momento en el que ya llegan miles de viajeros hasta esta zona y puede que te amarguen la experiencia.

Duna Rana e Hedhun, uno de los lugares más curiosos que ver en Albania

Ya comenté en mi cuenta de instagram que quería en mi viaje por Albania quería descubrir algunos lugares diferentes y menos turísticos, y ahí apareció este peculiar lugar, una duna que algunos comparan con la Duna de Pilat en Francia.

La duna de Rana e Hedhun se encuentra en la localidad de Shëngjin, un tramo costero en el norte del país que queda eclipsado por las playas del sur del país.

Duna de Rana e Hedhun en Albania
La duna de Shëngjin es un lugar de lo más curioso

Se trata de una duna costera que se precipita desde 50 metros de altura a las aguas del Mar Adriático dejando una preciosa estampa. Tan bonita que, todo el área de seis hectáreas alrededor de Rana e Hedhun fue declarada monumento natural en el año 2002.

Este rincón se está haciendo famoso entre los turistas albaneses, que llegan aquí para relajarse en sus playas y vivir una experiencia única y diferente: descender desde lo alto de la duna a toda velocidad para acabar en el mar. ¡Es una descarga de adrenalina berstial!

Monasterios Ardenica y Mesopotam, dos lugares poco turísticos que ver en Albania

Siguiente la senda de los lugares menos turísticos que ver en Albania, llegamos a estos dos monasterios, alejados entre si, pero que comparten la soledad y ausencia de turismo.

El primero es el Monasterio de San Nicolás de Mesopotam, uno de los templos bizantinos más grandes y bonitos de Albania.

La construcción de este monasterio se remonta al siglo XI, aunque casi todo lo que queda en pie en la preciosa iglesia es del siglo XIII. La iglesia, por cierto, está cerrada al culto.

Sorprenden sus grandes muros, las cuatro cúpulas (originalmente eran siete), las figuras de animales en la pared trasera y sobre todo, las dos naves que la forman. Esta es, precisamente, una de sus mayores singularidades ya que, se dice que ese diseño podría deberse a que albergaba dos templos de culto separados (uno católico y otro ortodoxo).

Monasterios que ver en Albania
El Monasterio de Mesopotam es un lugar tranquilo que vale la pena visitar en Albania

Por su parte, el Monasterio de Ardenica es otro de los grandes tesoros que puedes ver en Albania, ya que se trata del único monasterio ortodoxo activo en el país.

El hito más importante de este monasterio no es baladí, ya que fue el lugar donde se celebró la boda de Skanderbeg en 1451.

Ambos monasterios son de acceso gratuito y visitas que ayudan a comprender la historia de Albania.

Disfruta de la gastronomía albanesa

Una de las cosas más gratificantes que puedes hacer para conocer mejor Albania es saborear sus platos más típicos.

Uno de mis favoritos son los pimientos rellenos de arroz y verduras (Speca te Mbushur me Oriz o Speca me Glizë) y el Fërgesë, una cazuela con queso, pimientos asados y cebolla.

El byrek es, sin duda, el plato más popular del país. Ideal para almuerzos, pero también presente en comidas y cenas. Esta especie de masa de hojaldre rellena de queso, espinacas o ambas (también los hay de carne) son una maravilla que engancha.

Otro de los platos que más disfruté fue el Tavce Gravce, una cazuela de alubias típica del lago Ohrid. Todavía sueño con ella.

Gastronomía de Albania
El Byrek fue uno de mis platos preferidos del viaje

Las Qofte (albóndigas de carne) o su versión vegetariana, las Qifti (bolas fritas de arroz), son también muy populares. Yo soy vegetariano y solo probé las segundas, que son un plato tradicional de la cocina de Gjirokastër y alrededores.

No puedes perderte las cazuelas de queso caliente, las sarma (hojas de parra rellenas) o los platos de tradición italiana. ¡El pasado italiano de Albania hace que haya pasta y pizza en casi todos los restaurantes!

De postre, un delicioso baklava acompañado por un raki, un colofón fabuloso a este viaje gastronómico.

La lista es muy larga y por eso he preparado un artículo con todos los platos típicos de Albania que pude comer durante mi viaje.

Otros lugares que ver en Albania

Mi ruta por Albania acaba con algunos lugares que visité de manera muy rápida y otros que, por desgracia, el tiempo no me permitió visitarlos, pero de los que tengo buenas referencias.

El primero de ellos es Durrës, una ciudad costera muy cerca de Tirana que los capitalinos tienen entre sus preferidas para veranear.

Captó mi atención su anfiteatro romano y la visita me decepcionó profundamente. El complejo me pareció poco interesante y tampoco está en muy buen estado de conservación, sin embargo encontré otras cosas que sí me gustaron de Durrës, como su agradable paseo marítimo, que me brindó una excelente puesta de sol, y su oferta de restauración, con agradables terrazas y espacios que invitan a sentarse y detener el tiempo mirando al infinito.

Otra ciudad que visité de manera muy fugaz fue Elbasan, una región famosa por la cantidad de búnkeres que tiene.

Otros sitios que ver en Albania
Hay multitud de cosas que puedes hacer en Albania

Elbasan está en el centro del país, a orillas del río Shkumbin y tiene un gran legado otomano, no en vano estuvieron aquí más de cuatro siglos.

La ciudad formaba parte de la Vía Egnatia y por desgracia casi todo su patrimonio fue destruido durante la II Guerra Mundial, aunque todavía puedes visitar el castillo, las murallas y algunos museos interesantes.

Por último, hubo tres sitios que me quedaron en el tintero y muchos otros que puedes buscar en la página de turismo de Albania si quieres completar tu viaje.

 El primero de ellos fue la ciudad de Korcë, al sudeste del país, cerca de la frontera con Grecia.

Si viajas a Albania, te sonará la ciudad porque produce la cerveza más famosa del país, la cerveza Korça. Pero esta ciudad es importante porque se considera una de las más ricas culturalmente. Aquí se abrió la primera escuela de lengua albanesa en 1887 y organizan el Carnaval más importante del país, entre otros eventos destacados.

Los otros dos lugares que no pude visitar fueron las Termas de Banjat e Benjës y el Cañón de Osumit. Se trata de dos parajes naturales que tuve que obviar por el mal tiempo, pero que pintaban muy bien.

Cómo moverse por Albania (transporte y consejos)

La mejor manera para moverse por Albania es en coche de alquiler, puesto que te permite llegar a todos los rincones del país sin problema alguno.

Yo reservé mi coche a través del buscador de Autoeurope, una aplicación con la que siempre he encontrado los mejores precios y funciona de maravilla.

Los precios para alquilar coche en Albania no son muy baratos, especialmente en temporada alta (julio y agosto), cuando suelen rondar los 50-60 euros por día. Por otro lado, si viajas en temporada baja como fue mi caso, el precio del alquiler fue de menos de 20 euros al día con el seguro completo.

Lo mejor de viajar con tu vehículo, es que te permite libertad de movimientos y de horarios. Para llegar a las playas más bonitas que ver en Albania o moverte por la zona de las montañas, disponer de coche hará que acortes muchos tiempos y quebraderos de cabeza, porque las combinaciones son malas en transporte público.

Si tu viaje va a transcurrir por grandes ciudades (Tirana, Gjirokastër, Shkodër o Berat), es posible moverse en transporte público. Funciona bien, aunque son lentos.

El medio más común y que mejor funciona es el autobús y es mucho más barato que alquilar un coche, pero ten en cuenta que dependerás de sus horarios y las paradas que realicen.

Deja un comentario

Responsable » Tomàs Garcia.
Finalidad » moderar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » Webempresa, que cumple con el nivel de seguridad que pide el RGPD.
Derechos » tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.