Qué ver en Girona – Guía imprescindibles y consejos

Puente de Girona

Girona es una de las ciudades más bonitas de Catalunya y acabar completamente fascinado con ella tras una visita es algo sumamente sencillo así que, si estás preparando tu visita a la ciudad y has llegado hasta este post, te voy a proponer algunos de los mejores lugares que ver en Girona para que vayas abriendo boca y preparándote para conocer una de mis ciudades preferidas.

Con este artículo, además, espero ayudarte a organizar toda tu visita con algunas recomendaciones de lugares donde comer, algunos buenos hoteles para dormir y otros planes en una ciudad que he visitado innumerables ocasiones y de la que jamás me cansaré.

Qué ver en Girona – 15 planes imprescindibles

Cómo os explicaba unas líneas más arriba, he visitado la ciudad en numerosas ocasiones y siempre he conocido lugares nuevos que ver, porque en Girona podrías estar varios días y seguir descubriendo rincones encantadores o restaurantes que no conocías. ¡Espero que esta pequeña guía sobre la ciudad os ayude en vuestra visita!

Catedral de Girona

La Catedral de Girona o Catedral de Santa María es uno de los iconos de la ciudad y una de las obras arquitectónicas más interesantes que ver en Girona, pues aparece situada en lo alto de una colina y su enorme escalinata de acceso le da un encanto descomunal. Tanto, que fue utilizada en la serie Juego de Tronos en una escena espectacular.

Su construcción empezó en el siglo XI y acabó en el siglo XVIII, es por eso que se puede ver una mezcla de estilos principalmente románico, gótico y el barroco.

Catedral de Girona

Una peculiaridad de este gran templo es que tiene solo una nave central (enorme) y el motivo de hacerla así fue para impresionar a los fieles, algo que parece que finalmente consiguieron.

En su interior encontrarás su magnífico claustro o el tesoro, con singulares obras de la Edad Media que incluyen un tapiz románico de la Creación, datado en el siglo XI y que es una verdadera maravilla, aunque deberás pasar por caja para visitarlo.

El precio general de entrada es de 7 euros, aunque puedes ver todas las opciones y horarios para visitar la Catedral de Girona en su página oficial.

Si no tienes interés en visitar el interior de la catedral, una de las mejores cosas que puedes hacer en Girona es subir a través de su gran escalera y una vez arriba, dejar el templo a tus espaldas y divisar la ciudad desde lo alto, una imagen que hará que difícilmente te olvides de tu visita a Girona.

Basílica de Sant Feliu

Aunque en muchas ocasiones se confunde con la catedral, lo cierto es que no tienen nada que ver y la confusión viene de que esta fue la primera catedral en Girona y simplemente, se encuentra muy cerca de la Catedral de Santa María.

Esta iglesia fue Catedral hasta el siglo X y en su marcado estilo gótico destaca el campanario (del siglo XIV), ubicado en una alta torre que es posiblemente el signo distintivo de esta Basílica.

Basilica Sant Feliu Girona

En su interior destacan los sarcófagos paganos que datan de los siglos III y IV, que sinceramente, impresiona verlos.

Para acceder al interior de la Basílica de Sant Feliu hay que pagar una entrada de 7 euros que incluye una audioguía.

A mí me parece una de las experiencias más interesantes y que no puedes perderte si vas a visitar Girona.

El Call, el barrio judío de Girona

Llegamos a uno de los sitios más interesantes que ver en Girona: el barrio de El Call, que por cierto, actualmente está considerado como uno de los barrios judíos mejor conservados de Europa.

Sus callejuelas adoquinadas se entrelazan y perderse por ellas es un ejercicio de historia, pero también de fotografía, porque aquí vas a encontrar rincones de lo más fotogénicos como la calle de la Claveria, la calle Manuel Cundado o la calle Sant Llorenç.

Girona Onyar

El origen del barrio se data en el siglo XII y llegó a ser, no solo importante en la ciudad, sino uno de los más prósperos del continente, aunque como ya sabemos, los judíos fueron expulsados de aquí varios siglos después.

Si quieres una ración más grande de la historia del barrio del Call en Girona, puedes visitar el ‘Museo de Historia de los judíos’ que se encuentra en el interior de una antigua sinagoga.

Otra opción para conocer a fondo la historia y los rincones secretos del barrio, es reservar un tour guiado por el barrio del Call.

La Muralla, uno de los iconos que tienes que ver en Girona

Se trata de una imponente muralla con varias torres que servían para defender a la ciudad, hecho muy importante, pues Girona se encontraba en una posición estratégica y que era lugar de paso de ejércitos.

Vistas de Girona desde la Muralla

La primera muralla de Girona se construyó en el siglo I a.C. por los romanos, que quisieron marcar los límites de la ciudad (Gerunda, por aquel entonces), aunque fue en la Edad Media cuando se amplió hasta ser una de las murallas carolingias más grandes del continente.

Se añadió un paso que permitía y, de hecho, todavía hoy permite recorrerla y eso le da un encanto descomunal a la ciudad, porque desde aquí tendrás una de las mejores vistas que ver en Girona, con la ciudad a tus pies y disfrutando de una panorámica que te dejará boquiabierto.

Monasterio de Sant Pere de Galligans

Aunque ya solo quedan visibles la iglesia y el claustro, el monasterio de Sant Pere de Galligans, cuyas primeras referencias datan del siglo X, sigue siendo una de las grandes joyas románicas que ver en Girona.

La primera curiosidad es verlo en medio de la ciudad, cuando normalmente este tipo de monasterios se situaban a las afueras, en lugares apartados.

Sant Pere de Galligants

Su campanario y su peculiar cabecera, de forma asimétrica, son dos de los principales rasgos característicos de este monasterio, que en el pasado fue una antigua abadía benedictina y que hoy, en su interior alberga el Museo Arqueológico de la ciudad y que es uno de los más antiguos de Catalunya.

Puedes consultar toda la información y detalles del Monasterio en su página oficial.

Baños árabes de Girona

En realidad, los baños árabes de Girona no fueron construidos por los árabes, por lo que, a nivel histórico, pierden bastante relevancia.

Sin embargo, la historia de estos baños es larga y particular, pues son una construcción románica que data del siglo XII a la que se le dio este nombre por su similitud a los baños árabes (obvio) y por el sistema de calor que utilizaban.

Baños árabes de Girona

Destaca su cúpula, que da paso a las zonas de aguas frías y calientes y que probablemente te suene, porque fue otro de los escenarios de Juego de Tronos.

Si quieres visitarlos, la entrada cuesta solo dos euros y vale la pena, así que por ese precio, ni te lo pienses y disfruta de uno de los lugares míticos de Girona.

Las casas del Onyar, una de las imágenes más representativas que ver en Girona

Otro de los lugares más vistosos y populares que ver en Girona son las casas del río Onyar, que se han ido haciendo famosas desde hace un tiempo debido a sus bonitos colores y su semejanza a casas colgantes.

Lo habitual es acercarse a alguno de los puentes que cruzan el río (Peixateries Velles, Pont de Pedra y Gómez) y ver la escena desde ahí. Seguramente, si has buscado antes fotos de Girona en Instagram, notarás que esta es una de las que más aparece.

Casa del Onyar

Mi imagen preferida es la que se ve desde el Pont de Pedra (Puente de Piedra), con las coloridas casas a ambos lados del río Onyar y la Catedral y el campanario de la Basílica de Sant Feliu de fondo, aunque una de las más famosas es la vista que se obtiene desde el puente de Peixateries Velles.

Sabías que...? El puente de Peixateries Velles fue diseñado por Gustave Eiffel en 1877, una década antes de su gran obra, la Torre Eiffel. Clic para tuitear

Rambla de la Llibertat

La Rambla de la Llibertat, que transcurre paralela al río es uno de los centros neurálgicos de Girona y el lugar ideal para hacer una parada para recuperar fuerzas.

Pero más allá de ser uno de los lugares donde encontrarás más cosas que hacer en Girona, la Rambla de la Llibertat también tiene un importante contenido histórico y patrimonial.

Rambla de la Llibertat Girona

En sus inicios fue aquí donde se celebraba el mercado de la ciudad, un hervidero de productos locales que hoy ha dejado paso a restaurantes, bares y tiendas.

Su aspecto medieval, con bonitos soportales y arcos que flanquean el recorrido, se mezclan con obras modernistas dando un aire característico y pintoresco al lugar.

La Plaza del Vi o la Plaza de la Independencia son dos de las paradas imprescindibles si quieres empaparte del ambiente local y disfrutar de uno de los lugares más animados que ver en Girona.

Si viajas a Girona, puedes combinar la escapada con una Ruta por la Costa Brava , cuyos pueblos y playas están entre los más bonitos de Catalunya.

Ruta por los museos más interesantes que ver en Girona

Girona, al igual que Barcelona, es capital de provincia y por este motivo aquí se encuentran algunos de los museos más importantes de la zona, algunos bastante interesantes.

Uno de los más interesantes es el Museo de Arte de Girona (entrada 6 €), que se encuentra en el interior del Palacio Episcopal de Girona y que muestra un recorrido por la historia del arte en la ciudad desde el románico hasta el presente. Puedes ver más información aquí.

Si prefieres algo más desenfadado, no puedes perderte el Museo del Cine (entrada 6 €), levantado con fondos donados por el director de cine catalán Tomàs Mallol y que alberga una gran colección de objetos cinematográficos, así como la reproducción de películas de época y varios puntos interactivos que lo convierten en una de las actividades más divertidas que se pueden hacer en Girona. Consulta en su página web más información.

Museo Arqueologia Girona

Pero para mí, el mejor de todos es el Museo de Arqueología Catalunya-Girona (entrada 6 €), donde encontrarás restos arqueológicos interesantísimos tanto de la ciudad como de la cercana Empurias, uno de los yacimientos más grandes y famosos de Cataluña y que si estáis por la zona, os recomiendo visitar. Puedes ver más información en este enlace.

El último de la lista es el Museo de la Historia de los Judíos (entrada 4 €), que explica y detalla la historia de la comunidad judía en Catalunya y en la ciudad de Girona y que encontrarás en el Barrio del Call, del que os he hablado antes.

Edificio de la Pia Almoina

Este peculiar edificio pasa muchas veces por alto, pero se encuentra junto a la gran escalinata de la Catedral de Girona y sigue siendo una de las construcciones más interesantes que ver en Girona e incluso, está catalogado como Bien de Interés Cultural a nivel español.

El edificio es de estilo gótico, aunque con detalles renacentistas, y data del siglo XIII, momento en el que se le dio su nombre debido al carácter benéfico de la institución que albergaba.

Posteriormente, en el siglo XVIII el edificio fue adquirido por particulares y destinado a varios usos hasta el día de hoy, que alberga la sede del Colegio de Arquitectos de Girona.

Parque de la Devesa

El pulmón de Girona se encuentra en el Parque de la Devesa, un gran espacio abierto en el que tomarse un respiro a la sombra de uno de los más de 2.500 árboles centenarios que hay aquí.

Parque de la Devesa

Con más de 40 hectáreas, este es el parque urbano más grande de Catalunya, así que ya puedes imaginar su tamaño y que no te será difícil encontrar algún rincón para relajarte.

En el interior del recinto se puede caminar por largas avenidas flanqueadas por árboles que, en algunos casos, superan los 50 metros de altura y que llevan hasta algunas instalaciones deportivas o de ocio que se han ido construyendo en el interior del parque.

Casa Masó y ruta ‘Novacentista’ por Girona

Aquí es donde nació el famoso arquitecto catalán Rafael Masó, quien se fue a estudiar a Barcelona y volvió a su ciudad natal con el objetivo de dejar su sello en ella, algo que, al parecer, consiguió con creces.

Casa Maso

El arquitecto dejó su huella como uno de los máximo exponentes del Novecentismo en Girona, con obras como la Casa Salieti o la Casa Teixidor, pero sobre todo, la Casa Masó, cuya fachada de color blanco verás resaltada entre las casas que flanquean el río Onyar y que se puede visitar para conocer de primera mano la historia y evolución del artista, uno de los grandes ejemplos de este movimiento que surgió como alternativa al modernismo, tan famoso en Barcelona o en ciudades como Sitges, uno de los grandes exponentes de esta corriente.

La entrada a la casa cuesta 6 euros y solo es posible visitarla previa reserva y con una visita guiada. Por cierto, en la foto de arriba, la casa blanca que se ve es la Casa Masó.

Cerca de Girona encontrarás la Fundació Mona, un centro de rehabilitación de primates que conozco personalmente y cuya labor es impagable.

Pujada de Sant Doménec

Se encuentra al final de la Calle de la Força y es uno de los rincones más fotogénicos de la ciudad.

Una calle escalonada de estilo barroco, rodeada de edificios históricos como el Palacio de Calemany, el Palacio de la Agullana y la iglesia de Sant Martí Sacosta y que todo el mundo califica como uno de los lugares más románticos de Girona, aunque ahora no es fácil tener intimidad en este rincón que ha dejado de ser un secreto para pasar a ser uno de los sitios más famosos que ver en Girona.

Pujada de Sant Domenec

Además de algunas escenas de Juego de Tronos, aquí también se rodaron varios momentos de la película ‘El Perfume’.

Algunos escenarios de Juego de Tronos

Si todavía quedaba alguien que no conociese Girona, eso lo ha acabado de arreglar la superproducción Juego de Tronos, que escogió varios puntos de la ciudad para rodar algunas de sus escenas más emblemáticas y que tras esto, se han organizado alrededor de la ciudad con todos estos puntos clave y lugares que ver en Girona relacionados con la serie televisiva.

El primero y más destacado de los lugares que aparecen en la serie es la Catedral de Girona y su gran escalinata, protagonista de varias escenas, como la que aparece la reina Margaery recorriendo el camino de la vergüenza a través de las escaleras que conducen hasta la catedral.

La ruta ‘Juego de Tronos’ también tiene otro punto fuerte en la Calle Bisbe Josep Cartaña, en cuyos escalones aparece Arya Stark pidiendo en Braavos cuando estaba ciega.

Girona Catedral Juego de Tronos

Precisamente Arya es parte importantes de muchos de esos grandes momentos que Girona ha vivido en la serie, como cuando la apuñala la niña abandona y la deja gravemente herida, hecho que sucede en el Puente de Galligants, tras perseguirla en una escena que empieza en los Baños Árabes y atraviesa la Pujada de Sant Doménec.

Arya es la protagonista también de la obra de teatro que está viendo en la Plaza dels Jurats o su paseo por el mercado de Braavos, que en realidad transcurre por el Paseo Arqueológico.

Hay bastantes más localizaciones que tienen que ver con la serie y que se rodaron en Girona, así que si eres muy fan, yo te recomiendo contratar un recorrido guiado de Juego de Tronos en Girona que te permitirá conocer absolutamente todos los rincones y detalles.

Temps de Flors, el momento más especial para visitar Girona

Solo he podido visitar Girona para el Temps de Flors en una ocasión, pero es realmente mágico y encantador. Cada mes de mayo y durante diez días, la ciudad se transforma y se llena de color en todos sus rincones, una verdadera delicia para la vista y los amantes de la fotografía.

Girona Temps de Flors

La celebración tiene ya más de 60 años de antigüedad y cada vez va a más, llenando patios interiores, recintos municipales y edificios emblemático o pintorescos en toda la ciudad, de flores y colores elaboradas por distintas organizaciones locales y/o particulares.

La ciudad elabora un mapa para la ocasión en la que se muestran todas las ubicaciones, actividades y sitios que hay que ver, para que no te dejes ninguno en el tintero.

Mi experiencia en aquella ocasión fue inmejorable y pasé un fin de semana genial, así que si tienes la oportunidad, ni lo dudes, visita Girona en Temps de Flors.

Qué ver en Girona – Mapa de localizaciones

Con la lista ya elaborada, es momento de ver donde se encuentran todos los lugares y cosas de las que os he hablado sobre Girona. Ya veréis que la ciudad es abarcable a pie y en una o dos jornadas muy agradables.

También podéis ver varias capas en el mapa, una de ellas, especialmente dedicadas a Juego de Tronos y los escenarios que podéis ver en Girona.

Dónde comer en Girona

Y ahora que ya tienes la lista completa con todos los lugares que tienes que ver en Girona, llega el momento de apuntar sitios para comer y disfrutar de la rica gastronomía local.

Hay varios platos populares, como la butifarra con mongetes (judías blancas), un plato que no pueden perderse los carnívoros, el más popular en la región o la coca de vidre, una especie de pizza muy fina que puede tener diferentes ingredientes y que está deliciosa.

Pero la ciudad cuenta con innumerables restaurantes y bares y una oferta gastronómica casi infinita, así que tampoco te agobies con probar platos de lo más tradicional, por lo moderno también es ya bastante típico en Girona.

Entre mis locales preferidos, se encuentra el Bar La Terra, de estilo modernista y muy pintoresco, además de unas fabulosas vistas al río Onyar y sus famosas casas de colores.

Bar La Terra Girona

Casa Marieta es una buena opción si buscas cocina de estilo más tradicional, con platos catalanes de todo tipo y El Bistrot es ideal para quienes quieran un momento romántico, pues su pequeña terraza se encuentra en plena Pujada de Sant Doménec.

El restaurante König (que también ha abierto el König 2) se encuentra sirve buenas hamburguesas y es una institución en la ciudad.

Y para acabar, de postre te recomiendo un helado en la Heladería Rocambolesc de Jordi Roca (de los famosos hermanos Roca). Además, en Girona, aunque fuera de la ciudad, tienen el que hoy es uno de los mejores restaurantes del mundo (no lo digo yo, lo dicen los expertos), el Celler de Can Roca, aunque para comer o cenar aquí sí que vas a tener que reservar con bastante tiempo de antelación.

Dónde dormir en Girona – Mis recomendaciones especiales

Si vives en Catalunya o cerca, puedes plantearte visitar Girona en un día, pero la verdad es que, por poco que pueda, yo recomiendo dedicarle al menos dos días a la ciudad, porque realmente vale la pena detenerse en ella y saborear todo lo que puede ofrecer con un poco de pausa.

Es por eso que voy a recomendarte algunos sitios donde dormir en Girona. Ahí va mi selección:

  • Hotel Palau de Bellavista Girona by URH: no está en pleno centro, pero está bien ubicado, en una zona tranquila y a tiro de piedra de los lugares más interesantes que ver en Girona.
  • Hotel Ciutat de Girona: Un clásico de Girona, situado en pleno centro, comodísimo y con un gran servicio. Uno de los más famosos y con un precio bastante asumible.
  • Onyar apartments: Muy bien ubicado al lado del río y en el casco antiguo de la ciudad. Amplio y muy cómodo.

Casas en el río Onyar de Girona

Qué ver en Girona provincia: excursiones a los alrededores de la ciudad

Lo habitual es visitar Girona por tu cuenta, paseando por ella y parando en los lugares que te interesen, pero más allá de esto, puedes buscar alguna actividad guiada para conocer más su historia y los detalles de esos lugares que tienes que ver en la ciudad.

Es más, si dispones de más días en tu viaje, puedes hacer base en Girona y desde allí, disfrutar de algunas salidas de un día que seguro te van a encantar. La Costa Brava, pueblos medievales de interior, grandes museos…los atractivos que hay en los alrededores de Girona son incontables.

Prepara tu viaje a Girona:
Encuentra las mejores excursiones y tours en Girona aquí.
Encuentra el mejor vuelo a Girona entrando aquí.
Encuentra los mejores hoteles en Girona entrando aquí.
Alquila tu coche en Girona al mejor precio entrando aquí.
Viaja seguro. Con Mondo tienes un 5% de descuento en los seguros de viaje entrando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *