El techo de África: rutas a la cima del Kilimanjaro

Kilimanjaro Tanzania

El famoso monte Kilimanjaro es la montaña más alta del continente africano y hacer una de sus rutas para llegar a la cima es el sueño de todo senderista. Este imponente monte situado en Tanzania forma parte del grupo de las 7 cumbres, el cual incluye a los picos más altos de cada continente.

Dada su creciente popularidad, las autoridades del Parque Nacional Kilimanjaro han diseñado varias rutas para repartir a los senderistas que deciden subir a la cima. Seamos sinceros, a nadie le gusta ir a pasar tiempo a la montaña y encontrarse con grandes aglomeraciones, le quita el encanto.

Trekking Kilimanjaro

Lo bueno de estas rutas nuevas es que fueron trazadas teniendo en cuenta la distancia, la diferencia de altura y el tiempo de caminata. De esta forma, el cuerpo puede adaptarse mejor a los cambios en altitud y los senderistas tienen más posibilidades de llegar a la cima, el pico Uhuru. Si el mal de altura es una de las cosas que te preocupa (y está bien que así sea), lo más importante es saber escuchar a tu cuerpo. Si estás cansado, mareado y no te sientes bien, no te esfuerces. Los guías están entrenados para lidiar con el mal de altura y están allí para ayudarte. Si no te sientes bien, díselo al guía y sigue sus recomendaciones. Tómatelo con calma, ve a tu ritmo y todo saldrá bien, te lo digo por experiencia. 

Ahora sí, vuelvo a lo que me ocupa en este artículo: las rutas en el Kilimanjaro. Como te decía anteriormente, hay varias rutas. ¿Son todas lo mismo? No. Uno de los factores clave es escoger la ruta que se adapte mejor a tu experiencia y estado físico. 

Señalización en el Kilimanjaro

Si no eres amante de pasar la noche en tiendas de campaña y prefieres un techo sólido sobre tu cabeza por las noches, entonces te recomiendo la ruta Marangu. Esta ruta tiene a los refugios Mandara, Horombo y Kibo, los cuales son relativamente lujosos (todo el lujo que pueda haber en un refugio de montaña, ya sabes). Debes llevar tu propio saco de dormir y no hay agua corriente en Kibo, pero dado que estás en el Kilimanjaro, no te puedes quejar y bastante lujo es tener un techo. 

Si dormir en tiendas de campaña no te incomoda, las rutas más populares son la Machame y la Lemosho. La Machame recibe a más de la mitad de los senderistas que visitan el Kilimanjaro cada año y no es difícil entender porqué. Esta ruta tiene vistas increíbles, la bajada no es por el mismo camino que a la subida, y permite una excelente aclimatación.

Por su parte, la Lemosho tiene muchos menos visitantes pero no por eso es menos impresionante, todo lo contrario. De hecho, en muchas ocasiones, cuando preguntas para que te recomienden una ruta, esta suele ser la Lemosho. Es una de las rutas más nuevas y es la que ofrece paisajes más diversos e impactantes, además de permitir también una buena aclimatación. Cualquiera de estas dos opciones te dejarán maravillado.

kilimanjaro acampada

Pero a veces uno no puede decidir cuándo puede tomarse sus vacaciones. Si llegas a tener que viajar durante la época de lluvias, entonces deberás subir por la ruta Rongai.

Esta ruta asciende por el lado norte del Kilimanjaro, el cual recibe menos lluvias. Lo bueno de esta ruta es que es muy tranquila y podrás disfrutar de la naturaleza sin interrupciones. Si ninguna de las opciones anteriores te convenció, hay una última alternativa para ofrecerte: el Circuito Norte. Esta ruta es la más larga y mide 90 kilómetros, 34 kilómetros más que la Lemosho, la segunda más larga. El comienzo de la ruta es más o menos el mismo que el de la Lemosho, pero luego rodea la cima por el norte y llega al pico Uhuru por la cara este. El resultado es que verás mucho más del Kilimanjaro, los días serán más largos y tendrás mucho tiempo para la aclimatación. Tampoco parece un mal plan, ¿verdad?

Sin importar la ruta que elijas o el destino por el que te decidas, lo más importante es siempre ir preparado. No importa si vas a subir hasta la cima del monte Kilimanjaro o si haces una ruta para ver el amanecer en Poon Hill, en los Himalayas. Si entrenas con anticipación y vas bien preparado, disfrutarás mucho más la experiencia y evitarás contratiempos desagadables. 

Comparte este artículo si te ha gustado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *