Crónicas del Transmongoliano: Pekín – Ni hao China!!!!

Ciudad Prohibida, Pekín

Fin de trayecto. Llegábamos a Pekín con el subidón de quien cree haber conseguido una proeza y llenos de ganas de conocer a la capital de China.

Días 15 a 22  Pekín y sus alrededores

Un día y medio de viaje y ya estábamos en la última parada de nuestro destino: Pekín. Llegas con una mezcla de sensaciones, la de la misión cumplida, la de saber que se acaba lo bueno y la de la curiosidad por ver qué te encontrarás ahí fuera cuando salgas de la estación. Y ahí fuera, solo cruzar la puerta de salida, te encuentras a miles de personas. Veníamos de Mongolia, donde la masificación de gente brilla por su ausencia e imagino que el contraste es aún mayor, pero nada más salir te das cuenta de que estás en un lugar totalmente diferente. Colas de decenas de metros para coger un taxi, un montón de turistas…

Lo primero era localizar el hostal que habíamos cogido por internet unos días antes, descargar nuestros bártulos y a partir de ahí pensar que haríamos durante los días que estaríamos en Pekín.

Estadio el nido, Pekin

Sin complicarnos la vida, cogimos un taxi que nos llevaría a nuestra “casa” durante la estancia en Pekín. Estábamos alojados en una zona de hutongs, realmente curiosa y recomendable, tanto para dormir como para visitar.

Esa misma tarde, con poco tiempo, decidimos que lo mejor era ir a ver el recinto Olímpico, que nos quedaba relativamente cerca en metro y podíamos verlo un un par de horas que nos quedaban de luz.

El recinto olímpico creado para los JJOO de Pekín 2008, deja claro que los chinos pueden conseguir lo que se propongan. Ver el estadio olímpico de El Nido a unos pocos metros de distancia, aquel que tantas veces había visto por televisión y que albergó los JJOO de 2008 me creó una sensación curiosa. No porque no haya visto estadios, que he visto muchos al cabo de mi vida, simplemente fue una sensación extraña e inexplicable que otros estadios no me habían creado al verlos. Recuerdo exactamente donde estaba en el momento de la final de los 100 metros (mi prueba predilecta como ex velocista que soy) en aquellos Juegos. Estaba en un bar cercano al Praten de Viena, con una pequeña televisión colgada en la pared y comiendo algo rápido. Ahora, 5 años después, se cerraba el círculo con un nuevo viaje en tren que me llevó hasta la capital china, hasta aquel estadio. Imagino que esa sensación de deja vu fue la que me abordó por momentos.

Ciudad Prohibida, PekinCon la noche encima volvimos a nuestro alojamiento para cenar. No suelo explicar como van la noches, pero esta se fue “complicando” hasta ser una noche más divertidas que pasamos. Cenamos, cervezas en mano y con el vodka que nos quedaba de Mongolia como fiel compañero y conocimos a un grupo de universitarias alemanas que llevaban varios días en la ciudad, así que acabamos jugando a cartas y riendo entre conversaciones hispano-germanas cuando de repente, aparecieron por la puerta Nuria y Sergi (la otra pareja que conocimos en Rusia) para sorpresa nuestra. Habíamos hablado en algún momento entre nosotros que no darnos los teléfonos o nombres había sido un error y que nos hubiese gustado hablar con ellos tras el viaje pero que sin saber nada de ellos sería imposible, así que la sorpresa fue gratísima y acabamos compartiendo una gran noche y una divertida estancia en Pekín durante esos días.

Los días siguientes los dedicamos a patear la ciudad. La Ciudad Prohibida (que nos ocupó casi un día entero y que visitamos con Nuria y Sergi), las magníficas vistas desde la cercana colina del carbón, la Plaza de Tian’anmen, que impresiona por lo inabarcable que es, el Templo del Cielo, el Palacio de Verano y el famoso Mercado de la Seda como elementos imprescindibles en cualquier visita. No me voy a entretener en haceros una guía de cada uno de estos lugares, primero porque muchos ya los conoceréis y segundo, porque para eso ya están las guías.

Ciudad Prohibida Pekin, China

Todo eso combinado con comidas peculiares en algunos restaurantes, buenas raciones de “pato pekín” que resultaron casi siempre deliciosas o la cata de algunos platos nuevos como la serpiente o el tiburón en el famoso mercado de Wangfujing, sin olvidarnos de alguna cena que compartimos, a parte de con Sergi y Nuria, con Almu y David, nuestros compañeros mongoles, y con Esteve y Xavi, dos amigos de Barcelona que por esas fechas estaban allí.
El último día en el país y de nuestro viaje decidimos dedicárselo a la Gran Muralla China. No voy a ser yo quien os diga que es algo imprescindible, vosotros sabréis si queréis o no disfrutar de una de las cosas que más me ha impresionado a mi nunca. Es cierto que queda algo alejada de la ciudad, pero personalmente, iría cada vez que estuviese allí, sin pensármelo dos veces.

La Gran Muralla impresiona por que te desborda, por esa incapacidad de imaginarte como puede crearse una construcción de casi 9.000 km de longitud, por sus vistas desde arriba y desde abajo, por lo que cuesta subir hasta arriba y por lo que cuesta recorrer unos pocos kilómetros a través de ella. Imagino que eso, y muchas cosas más, es lo que de verdad impresiona a la Gran Muralla.

Imagino que también impresionó porqué allí acababa nuestro viaje, que desde Moscú nos llevó hasta Pekín por la mítica Ruta Transiberiana, y eso ya impresiona por si solo.

Datos del viaje

No pondré precios exactos porqué no lo veo del todo relevante. Se pueden consultar en internet y depende de la clase en la que quieras viajar, del tipo de tren e incluso de los horarios. Lo que si que haré al final de este apartado es poner un presupuesto aproximado en función de lo que nosotros gastamos y desglosado en los diferentes conceptos en los que se dividieron los gastos.

Itinerario

-Moscú – Kazán [19:15 – 8:15] [13 horas] [Kupe – 2ª clase]

-Kazán – Yekaterimburgo [20:00 – 10:30] [14:30 horas] [Kupe – 2ª clase]

-Yekaterimburgo – Irkutsk [16:30 – 17:30] [51 horas] [Platzkart – 3ª clase]

-Irkutsk – Ulán Bator [5:15 – 6:30] [25:15 horas] [Kupe – 2ª clase]

-Ulán Bator – Beijing [7:15 – 14:30] [31 horas] [Kupe – 2ª clase]

Presupuesto

Billetes avión (Barcelona-Moscú y Beijing-Barcelona) –> 700 €
Billetes tren –> 500 €
Comidas –> 350 €
Tour Mongolia –> 250 €
Alojamientos –> 200 €
Otros –> 100 €
TOTAL ——-> 2.100 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *