Qué ver en Pilsen, la ciudad cervecera checa

Plaza de la República de Pilsen

¿Se puede mezclar una visita cultural a una ciudad con una buena dosis de cerveza? Pues ahí que voy, con todas las ganas del mundo de conocer los sitios más interesantes que ver en Pilsen (Plzen en checo) y acabar la ruta con una visita a una de las fábricas de cerveza más importantes de la República Checa y del continente. Si te gusta el plan, esta es tu ciudad y, por descontado, este es tu artículo.

Qué ver en Pilsen – 6 visitas imprescindibles

Entrando en materia y sin olvidarme de que su famosa fábrica de cerveza es uno de los atractivos que más turistas lleva a la ciudad año tras año, hay algunos planes muy interesantes que hacer en Pilsen y por supuesto, otros atractivos de los que disfrutar en esta bonita ciudad de la Bohemia Occidental, que, por cierto, es la cuarta más grande de la República Checa, por detrás de Praga, Brno y Ostrava.

1. Plaza de la República

Empiezo este recorrido por los lugares más interesantes que ver en Pilsen por el que es, dejando a un lado la cerveza, el centro neurálgico y gran atractivo de la ciudad: la Plaza de la República (en checho Náměstí Republiky).

En esta inmensa plaza, de forma cuadrangular y que un día llego a ser la más grande del continente, es hoy el gran centro de Pilsen y el punto ideal para empezar la ruta por la ciudad.

Alrededor de la plaza se encuentran varios edificios reseñables, como el Ayuntamiento, de estilo renacentista y que data del siglo XV, siendo uno de los edificios más antiguos de Pilsen.

Plaza de la República de Pilsen
Las fabulosas vistas de la Plaza de la República de Pilsen

Otro de los edificios más importantes y que salta a la vista, es la Catedral de San Bartolomé, con la que luego entraré en mayor detalle, y por supuesto, sus fuentes doradas.

La plaza cuenta con tres fuentes de oro que se instalaron en 2010 y que representan, cada una de ellas, las figuras del escudo de Pilsen: un ángel, un camello y un galgo. Encontrarás cada una de ellas en una esquina de la plaza. Y te preguntarás, ¿y la cuarta esquina? Allí se encuentra la columna de Plagian (o columna Plague), un sencillo recuerdo de que Pilsen sobrevivió y acabó con la peste en el año 1681.

En la Plaza de la República tienen lugar multitud de eventos, desde exposiciones al aire libre hasta conciertos y por supuesto, mercados ambulantes, como el popular mercado de productos locales.

2. Catedral de San Bartolomé

En mitad de la mencionada Plaza de la República, aparece el monumental edificio que es la Catedral de San Bartolomé, cuyos inicios datan del siglo XIV y en el que destaca, por encima de todo, su inmensa torre de 102 metros de altura, la más alta de toda la República Checa.

Catedral de San Bartolomé
La imponente Catedral de San Bartolomé

Si te gustan las vistas elevadas (a nosotros nos fascinan), se puede subir al mirador situado en la torre (a 53 metros de altura) y obtener las que posiblemente sean las mejores panorámicas que ver de Pilsen. La entrada cuesta unos 2 euros.

Un dato curioso sobre la Iglesia de San Bartolomé es que sus campanas fueron fundidas por los nazis y las que hoy se pueden ver en su campanario son muy recientes, de 2013 y con motivo de la declaración de Pilsen como capital de la cultura en el año 2015.

3. Gran Sinagoga de Pilsen

Casi todos los datos sobre la Gran Sinagoga de Pilsen impresionan con solo leerlos y uno se sorprende de encontrar semejante construcción en Pilsen, pero así es.

La Gran Sinagoga es la segunda más grande de Europa y la tercera más grande del mundo (solo por detrás de Jerusalén y Budapest), y tiene capacidad para más de 2.000 personas en su interior.

Dejando a un lado estos imponentes datos sobre su tamaño, lo que más me llamó la atención fue la curiosa mezcla de estilos en su arquitectura, pudiéndose diferencias, de manera más o menos fácil y clara, estilos morisco románico, neorrenacentista, ortodoxo ruso (observarás esto en sus bonitas cúpulas bulbosas), árabe e incluso indio.

Gran Sinagoga de Pilsen
La Gran Sinagoga de Pilsen

Se construyó entre 1888 y 1892 gracias, en gran parte, a las donaciones de la inmensa comunidad judía que habitaba en Pilsen por aquel entonces

Aunque todavía se utiliza como edificio religioso, la realidad es que no quedan muchos judíos en Pilsen y desde hace ya unos años, la Gran Sinagoga también se utiliza como sala de conciertos y exposiciones. No es mal sitio, desde luego.

La Gran Sinagoga es uno de los edificios más interesantes que podrás ver en Pilsen y se encuentra a solo unos pasos de la céntrica Plaza de la República, por lo que no tienes excusa.

4. Túneles subterráneos de la antigua ciudad de Pilsen

Una de las cosas más curiosas que podréis ver en Pilsen son, sin duda, sus túneles subterráneos.

Se trata de un sistema de túneles y corredores por debajo del suelo de la ciudad que en ocasiones tienen incluso tres niveles y que llegaron a ser uno de los sistemas subterráneos más largos e importantes del Europa. De hecho, tal es su tamaño, que se dice que se fueron construyendo a lo largo de cinco siglos.

En la actualidad, tras varias restauraciones e intentos por recuperar una parte importante de lo que fueron más de 19 km. de túneles, todavía hay algunos que se conservan en buen estado y por suerte, es posible visitarlos.

Túneles de Pilsen
Los túneles subterráneos de Pilsen dan bastante rollito

Sus usos fueron varios, desde el más obvio, el de defensa y escondite, hasta otros como el almacenamiento de alimentos, que aquí se mantenían de maravilla. ¿Lo mejor de todo? Hoy todavía se utilizan algunos de estos túneles para almacenar cerveza.

Es curioso, porque recuerdan en muchos momentos a los túneles subterráneos que pudimos ver en San Juan de Acre, la bonita ciudad de Israel y que se encuentra muy alejada de aquí.

No te olvides de llevar una chaqueta, incluso en verano hace bastante fresco ahí abajo y la visita guiada dura más de una hora, para la que también te cederán un casco.

El tour, organizado por la oficina de turismo de Pilsen, puedes reservarlo aquí. Tiene un precio de 150 CZK y dura 60 minutos. El tour es en inglés, aunque hay una audioguía disponible en un montón de idiomas, incluido el español.

5. Fábrica de cerveza Pilsner Urquell

No os puedo negar que, en realidad, lo que nos trajo hasta Pilsen fue su famosa fábrica de cerveza. Nos encanta el oro líquido y estando tan cerca de una de las cunas cerveceras, valía la pena la escapada.

Entrando al recinto, su arco de entrada te recibe y te da paso a una de las fábricas de cerveza más importantes del planeta. De hecho, aquí está la primera curiosidad, porque si te fijas, este arco es justamente el que aparece en muchas de sus botellas de cerveza.

Frábrica Pilsner Urquell de Pilsen
La famosa frábrica cervecera Pilsner Urquell de Pilsen

Si llegas hasta aquí, me imagino que es porque estás decidido a visitar la fábrica, así que es importante saber que ofrecen tours guiados por el interior cada día, cuya duración es de 100 minutos (exactos) y cuestan 250 CZK (unos 10 euros y puedes reservarlo desde su página web). Si no has visitado nunca una fábrica de cerveza, vale mucho la pena ver precisamente esta, una de las más grandes de Europa y además, con la entrada entra la degustación de dos cervezas de la marca, que para empezar el día, no fueron mal en la fría Pilsen.

Sabías que...? La cerveza Urquell nació en 1842 y fue la primera cerveza rubia de la historia. Es la madre de 2/3 de las cervezas del mundo. Clic para tuitear

En el recorrido por la fábrica se pueden ver varias salas por las que pasa la cerveza en su proceso de elaboración, así como pequeñas salas-museo, aunque lo más interesante llega en el subsuelo, cuando la visita llega a los túneles subterráneos en los que se almacenaba la cerveza y donde te dan a probar varias muestras.

Logo de Pilsner UrquellSegún nos explican en el tour, uno de los secretos de la cerveza Urquell es que sigue un proceso de triple fermentación, pero, sobre todo el agua que se utiliza para esta, que se toma de pozos cercanos de más de 100 metros de profundidad.

Desde su base en Pilsen, la fábrica Pilsner Urquell exporta cerveza a más de 50 países en el mundo y si te lo estás preguntando, la respuesta es sí, también la pueden encontrar en España.

Consejo: También puedes contratar tu tour por adelantado a la Cervecería Pilsner Urquell que incluye después una pequeña ruta guiada por la ciudad. Resérvalo desde esta página.

6. Algunos de los museos más interesantes que ver en Pilsen

Pese a ser una ciudad relativamente pequeña, Pilsen alberga algunos museos interesantes.

El primero de ellos, no podía ser otro que el Museo de la Cerveza, en el que te explicarán la historia de su famosa cervecera y la de este fabuloso líquido en la ciudad. Pero hay otros dos museos que, según los gustos, pueden resultar interesantes.

Uno es el Museo de las Marionetas, situado frente a la Catedral de San Bartolomé, en pleno centro de Pilsen en un bonito edificio renacentista. Aquí podrás ver videos, áreas interactivas y la historia de las marionetas en la ciudad y en la República Checa. Como decía, una actividad interesante y divertida que puedes hacer en Pilsen si eres aficionado a las marionetas. Nosotros no lo visitamos, aunque sí que nos llamó la atención tras asistir a algún espectáculo de marionetas en Ho Chi Minh City, durante nuestro viaje a Vietnam. (Puedes ver más información aquí).

El otro museo interesante que puedes ver en Pilsen es el Museo de Western Bohemia, uno de los más grandes del país, con miles de objetos en su colección y con especial mención a su colección de armas.

Para acabar, también es posible visitar el Museo de la Ciencia, fundado por la compañía Skoda y del que puedes conocer más información en su página oficial.

¿Preparando un viaje a la República Checa? Descubre mi lista de lugares que ver cerca de Praga.

Cómo llegar a Pilsen desde Praga

Aunque hay ciudades más cercanas, suele ser habitual visitar Pilsen desde Praga, por eso voy a intentar resumirte la mejor manera de llegar desde la capital checa.

La primera es hacerlo en coche. Puedes alquilar un coche y acercarte a la ciudad en un trayecto que dura una hora escasa, aunque seguramente, si te alojas en la capital, pases de alquilar coche y prefieras valorar las opciones de transporte público.

Arco entrada Pilsner Urquell
El famoso arco de entrada de la fábrica Pilsner Urquell. ¿Te suena?

Llegar a Pilsen en autobús

La compañía Student Agency Bus cubre el trayecto, que dura 1 hora. La frecuencia de salidas es alta, casi cada hora hay un autobús que sale desde la estación de autobuses Zličín de Praga. De manera resumida:

  • Duración: 1 hora
  • Precio: 4 euros por trayecto, aproximádamente.
  • Horarios bus Praga – Pilsen: Cada hora de 8 am – 6 pm.
  • Horarios bus Pilsen – Praga: Cada hora de 6 am a 7 pm.

Como puedes ver, por menos de 10 euros puedes ir y volver desde Praga a Pilsen en autobús en el mismo día sin ningún inconveniente.

 Llegar a Pilsen en tren

La segunda opción para llegar a Pilsen en transporte público desde Praga es hacerlo en tren.

Los trenes parten desde la Estación Central de Praga y la frecuencia es muy alta, cada 30-60 minutos como máximo, hay un tren de Praga a Pilsen o a la inversa.

El trayecto dura 1 hora y 15 minutos y cuesta unos 13 euros ida y vuelta.

  • Duración: 1 hora y 15 minutos
  • Precio: 6,50 euros por trayecto, aproximadamente.
  • Horarios tren Praga – Pilsen: Cada media hora de 5 am – 7 pm.
  • Horarios tren Pilsen – Praga: Cada media hora de 5 am – 9 pm.

Puedes consultar más horarios y detalles aquí.

Visitar Pilsen en una excursión organizada

La última opción que tienes para conocer a fondo todo lo que hay que ver en Pilsen es hacerlo con una excursión organizada.

Hay algunas interesantes, como la que sale desde la capital, y que te lleva hasta Pilsen y Nizbor desde Praga, una opción rápida para conocer dos bonitas ciudades de la manera más cómoda posible.

Dónde dormir en Pilsen

Aunque mucha gente visita Pilsen desde Praga, es posible que en una ruta por el país decidas pasar una noche en la ciudad, una alternativa agradable y mucho más tranquila que la capital.

Te dejo algunas opciones, no todas las conozco personalmente, pero sí que me han hablado de ellas o al menos, las vi in situ durante mi visita a Pilsen.

  • Hotel Plzeň, bien ubicado, bonito y muy cómodo. Una muy buena opción calidad-precio.
  • Hotel Victoria, algo más alejado del centro, pero muy bonito y a muy buen precio. Además, Pilsen es pequeña y tampoco estás tan lejos de nada.
  • Courtyard by Marriott Pilsen, un seguro de vida en cualquier viaje por el centro de Europa. Calidad-precio, de las mejores opciones en la ciudad.

Prepara tu viaje a Pilsen:
Encuentra las mejores excursiones y tours en Pilsen aquí.
Encuentra los mejores hoteles en Pilsen entrando aquí.
Alquila tu coche en Pilsen al mejor precio entrando aquí.
Viaja seguro. Con Mondo tienes un 5% de descuento en los seguros de viaje entrando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *