10 lugares imprescindibles que debes visitar en tu viaje a Croacia

Krka NP

Croacia es un país que aguarda infinidad de sorpresas a quienes se deciden a visitarlo. Su comida, naturaleza, ciudades encantadoras y un gran ambiente mediterráneo acompañan contínuamente un recorrido por este país. Después de estar quince días recorriendo en coche el país, os recomiendo estos 10 lugares imprescindibles que debes visitar en tu viaje a Croacia.

1. Península de Ístria

Es difícil juntar más historia y encanto en tan poco terreno como lo hace esta pequeña península costera al norte del país. Pueblos como Rovinj, Poreč o la capital Pula derrochan historia y te aturdirán con su belleza. Merece la pena pasar dos o tres días recorriéndola tranquilamente, visitando sus pueblos, subiendo sus calles adoquinadas o sorprendiéndote con monumentos como el anfiteatro de Pula y por supuesto, degustando un magnífico plato de pasta istriana.

Anfiteatro de Pula

2. Split

De nuevo paramos en una ciudad que rebosa historia y su epicentro es el Palacio de Diocleciano, uno de los palacios románicos que mejor se conservan en el mundo. Recorre su paseo marítimo y piérdete por sus callejuelas o cómo hicimos nosotros, ves a ver un partido del gran equipo de la ciudad y uno de los históricos de la antigua Yugoslavia, el Hajduk Split. Pero Split es aún más, con playas como la de Bacvice donde darte un baño y con el puerto que sirve para salir a las cercanas islas de Hvar o Brac.

3. PN de los Lagos de Plitvice

Es uno de esos lugares imprescindibles de Croacia. Elije una de las rutas marcadas en la entrada y recorre sus decenas de lagos y cascadas. Es bueno ir a primera hora, justo cuando abran para poder disfrutar de esta maravilla natural casi en solitario, ya que a partir de las 10 los visitantes llegan en tal cantidad que se forman colas por las pasarelas que recorren las cascadas y eso os lo aseguro, destrozará todo el encanto que tiene este fascinante lugar.

Cascada Plitvice, Croacia

4. PN Krka

A 20 km de Šibenik, este parque consta de 2 km de pasarelas a ras de agua y rodeado por una exuberante vegetación. Por si fuera poco, al final del trayecto puedes comer algo en una esplanada que da a la cascada principal del parque donde está permitido bañarse y te aseguro que no podrás resistirte. Para acabar la excursión a este parque puedes recorrer el tramo final del río en barco y llegar hasta el pintoresco pueblo de Skradin, donde podrás degustar alguna de sus recetas preparadas con peka, una campana de metal que funciona como horno.

Krka NP, Croacia
5. Zadar

Una ciudad vibrante y llena de ambiente que antaño fue la frontera entre oriente y occidente. Hoy conserva un casco histórico donde destaca la impresionante Iglesia de San Donato, símbolo de la región de Dalmacia. A unos pasos tienes su paseo marítimo, donde puedes seguir a los locales que invaden las escalinatas, que es un Órgano de Mar, a hipnotizarse con los sonidos de sus tubos en función del oleaje.

Cuando el sol haya caído, levántate y acércate hasta el “Saludo al Sol”; una instalación de paneles de vidrio en el suelo, que van cambiando de color según el ritmo de las olas.

6. Trogir

Considerado uno de los pueblos más hermosos del país, Trogir es además el enclave perfecto para disfrutar de una sesión intensiva de historia y arquitectura medieval dálmata. Su fortaleza te da la bienvenida y subir a la torre de la iglesia te premiará con unas vistas memorables. Eso sí, no todo iba a ser bueno y su fama ha provocado que si vas temporada alta deberás hacer cola con el coche para entrar, afrontar la complicada empresa de aparcar y volver a hacer cola para salir, y es que la gente llega aquí en peregrinación como si de un lugar sagrado se tratase. Pese a todo, cuando hayáis pasado ese tramo de espero, estoy seguro de que os compensará.

Vistas de Trogir
7. Isla de Pag

Quizás no sea tan famosa con la isla de Hvar o las Elefiti, pero Pag es un lugar ideal para pasar unos días, con la posibilidad de disfrutar de su gastronomía con quesos autóctonos como el Paski sir, rutas en bicicleta para conocer la isla y sus playas o incluso, si te apetece una buena fiesta tienes la opción de alojarte en Novalja donde sus playas idílicas son testigo de algunas de las mejores fiestas de Croacia.

8. Nin

A 18 km de Zadar, fue uno de los descubrimientos del viaje. Llegamos casi por casualidad, preguntando al dueño del alojamiento de Zadar por alguna playa, que nos envió allí y resultó ser un acierto mayúsculo. Su playa es curiosa, con agua transparente y muy poco profunda, la zona de arena está rodeada de agua y por lo tanto debes cruzar unos metros por el agua antes de dejar tu toalla, pero además dicen que la arena tiene propiedades que favorecen a nuestro cuerpo y te encontrarás con gente cubierta de ella como si fuera barro. Pero Nin además es una población con un valor arqueológico
grandioso y de gran belleza, como se puede apreciar en su islote unido a la localidad por dos puentes o sus columnas corintias.

9. Dubrovnik

Es la ciudad a visitar por excelencia y no seré yo quien os diga que no lo hagáis. Es francamente bonita, con sus calles y callejones, sus murallas y un puñado de rincones verdaderamente mágicos. ¿Lo malo? Hay tal cantidad de turistas durante las horas de día, hasta media tarde que la gran mayoría vuelve a su barco para seguir con su crucero, que los precios son abusivos y es difícil pasear tranquilo. Yo aprovecharía para ir a alguna de las bonitas playas cercanas por la mañana, subir al Monte Srd tras la comida para deslumbrarte con las vistas de la ciudad y después ya sí, cruza sus murallas y disfruta de un paseo algo más plácido aprovechando las últimas horas de sol.

Dubrovnik desde la altura

10. Šibenik

Una de las sorpresas más gratas de la Costa Dálmata. Esta pequeña ciudad es conocida por su Catedral de Santiago, declarada Patrimonio de la Humanidad, pero vale la pena disfrutar de un paseo por sus
calles empinadas y parar a tomar una cerveza en alguna de las terrazas de su bonito centro histórico, utilizado por cierto en la grabación de la quinta temporada de Juego de Tronos. Para cuando estés cansado, la bonita playa que hay a unos minutos a pie a las afueras del centro histórico te estará esperando (con unas muy buenas vistas al casco antiguo). Es sin duda una de las recomendaciones que más convencidos daríamos a los que vayáis a visitar Croacia.

 -También puede interesarte: Diario de viaje a Croacia 2013

2 Comments

  1. Estuve este verano haciendo una ruta por le país, me dejé cosas por ver, pero Dubrovnik y los lagos de Plivitce increibles la verdad. Las islas dignas del Caribe, estuve en la playa del cuerno, muy turístico pero imperdible.
    Me sorprendió mucho Zagreb también!!
    Un saludo!!

  2. Sí! Es un país del que probablemente recibes mucho más de lo que esperas inicialmente. Las islas son una maravilla y Dubrovnik es precioso, pero es lo que comentas, casi todo acaba siendo una grata sorpresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *